Nuestro cuerpo es tan sabio que cada parte de él funciona en conjunto para crear un balance armonioso que nos hace sentir bien por dentro y por fuera. Cuando algo en nosotras no está funcionando bien, nuestro organismo lanza señales que nos advierten de una posible anomalía que pudiera perjudicar su salud.

Como mujeres debemos de estar alertas ante cualquier cambio en nuestro cuerpo, y nuestra sangre menstrual nos puede ayudar a detectar si algo no anda bien. Su color y textura puede decir mucho sobre nuestra salud, por eso a continuación te mostramos algunos puntos que puedes considerar en tu próxima luna.

 FLUJO ABUNDANTE

 

 

Si tienes que cambiar tu protección más de cinco veces al día, pudiera ser un síntoma de que sufres de fibromonas en tu útero; y aunque estos tumorcitos son normales; no está de más que asistas con tu ginecólogo para descartar un tumor maligno que pueda desatar otros problemas.

Normalmente, estos periodos vienen acompañados de hinchazón abdominal muy dolorosa y cambio de humor depresivo.

 

FLUJO LIGERO

 

 

Si no estás tomando un anticonceptivo hormonal que pueda dar explicación a tu escaso flujo; quizás padezcas de un desequilibrio hormonal. Este síntoma depende de tu estilo de vida; si consumes alimentos poco nutritivos, no tienes horarios de comida establecidos o tienes una rutina de trabajo muy estresante, probablemente son factores que estén dañando tu salud. ¡Relájate!

SANGRADOS FUERA DE TU PERIODO

 

 

Esto es muy preocupante si no consumes píldoras anticonceptivas; pues pueden ser la causa de una grave infección vaginal, pólopoos uterinos o cervicales; o peor aún: cáncer.

CÓLICOS MUY FUERTES

 

Aunque en nuestro periodo sufrimos de dolores e hinchazón abdominal, no pasa nada si tomamos un té especial o alguna pastilla contra esos dolorcitos; pero si absolutamente nada puede quitarte el espasmo, es síntoma de que algo no anda bien.

Puede que estés padeciendo de endometriosis, que es un trastorno que consiste en el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, y que se pega en otras zonas como la vejiga, ovarios, recto e incluso en los intestinos. Dicho tejido se acumula en cada periodo menstral, lo que provoca dolores muy agudos en el vientre antes y durante la menstruación; al tener relaciones sexuales o dolores en la espalda baja sin razón aparente.

Si crees que sufres de endometriosis, visita a tu ginecólogo para realizar las pruebas necesarias.

PERIODOS IRREGULARES

 

Si tu periodo no es constante cada mes, posiblemente sufres de un desequilibrio hormonal debido al sobrepeso, o en lo contrario, a una falta de grasa corporal; otro padecimiento es el síndrome del ovario poliquístico (quistes en los ovarios).

Después de analizar los factores de tu periodo que probablemente estén afectando tu salud, seguramente te preguntarás, ¿qué aspecto debe de tener un sangrado saludable?, y aunque no todos los meses son perfectos, lo que debemos esperar de nuestra sangre menstrual es que tenga un color rojo brillante, con pocos coágulos o mucosidad y que no presente dolores ni hinchazones agudas.

Referencias:

Qué dice el flujo de la menstruación sobre tu salud

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000915.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000369.htm

Comments

comments

by fatima