Nuestro cuerpo es tan sabio que nos da señales externas sobre animalias que suceden dentro de él y nuestra vagina no es la excepción. Ya sabemos que debemos prestar atención a olores extraños, al dolor y al picor; pues es posible que se trate de una infección vaginal, sin embargo también debemos aprender a cuidarla para que se mantenga saludable y sin complicaciones. A continuación te dejamos algunos tips para tener una vagina saludable y ¡nosotras felices!

Antes que nada es necesario saber que la vagina tiene un mecanismo de natural de limpieza, pues contiene bacterias que evitan infecciones y mantienen su PH adecuado, expulsando secreciones para mantenerla limpia.

UTILIZA ROPA DE ALGODÓN

Al usar ropa interior cómoda y de algodón permites a tu vagina que respire y absorba la humedad; aunque si puedes prescindir de ella ¡que mejor! Así permite el flujo de ventilación y se sienta realmente libre.

 

EJERCICIOS KEGEL

Fortalece los músculos de tu pelvis con estos ejercicios. Por otra parte ayudarás a estimularte para tener orgasmos más placenteros. ¡Debes intentarlo!

 

¡NO LA LIMPIES!

Este punto se refiere a la ducha, pues la vagina tiene un mecanismo de autolimpieza, así que no es necesario que utilices jabones de ducha con aromas; estos productos puedes ser contraproducentes y resecar tu zona íntima. Es preferible que por fuera solo utilices agua y jabón neutro sin aroma; y limpia tus labios vaginales solo con agua. Si deseas hacer un lavado vaginal, es preferible utilizar vinagre blanco o de manzana no pasteurizado. El vinagre ayuda a combatir patógenos que puedan causar una infección y balancea el PH., para realizarlo mezcla 2 cucharadas soperas de vinagre por un litro de agua, utiliza una jeringa limpia e insértala en tu vagina (obviamente ya con la mezcla), empuja el líquido para que pueda esparcirse dentro de ella. Utilízalo una vez a la semana por periodo de un mes.

 

LUBRICACIÓN EN LAS RELACIONES SEXUALES

Evita lastimarte por no lubricar la vagina al momento de tener sexo, puede resultar muy doloroso y cero placentero, incluso pueden ocasionar llagas en tu vulva. Si no puedes tener una lubricación adecuada natural, utiliza algunos lubricantes que faciliten la penetración.

 

SEXO VAGINAL Y ANAL

Si disfrutas el sexo anal, y también quieres sexo vaginal asegúrate cambiar el condón o que tu hombre se lave muy bien su pene, pues el ano contiene una gran cantidad de bacterias que pudiera causarte una infección vaginal. ¡Higiene ante todo!

 

VISITA A TU GINECÓLOGO

Este punto es el más importante para una buena salud vaginal. Visita tu ginecólogo al menos una vez al año para cerciorarte de que todo esté en orden. ¡Cuídate!

 

Comments

comments

by fatima